El reglamento le cuenta un embuste a Chivas: salió con ventaja de Toluca con el 1-1. La regla lo bendice con tanto de visitante y situación en la tabla. Un infundio. El 1-1, a un equipo como el Guadalajara, de poco lo sirve. En la doctrina que practica de jugar ofensivo, y de la evidente repulsión que siente frente a la especulación, este 1-1 es como partir de cero. Verlo diferente es suicidio para la osadía de Matías Almeyda.

Meditar que el Rebaño fincará su estrategia, frente a un equipo agobiado como Toluca, con el código de la especulación es una impostura absoluta. Indudablemente el Guadalajara gana en calma y cultivará, en la mitad de esa inquietud y desespero del contrincante para poder regentar mejor la manera de agredir al Toluca. Ver Chivas vs Toluca

Mas, es sabido, es imposible que Chivas pretenda fincar su pase a Semifinales en la racanería obsesiva de proteger el dictamen del 1-1, por hábitos futbolísticos y por defectos futbolísticos. De ahí que, por el espectáculo, mejor todavía. A propósito que Chivas una parte del principio auténtico de saber que el parcial del juego de este jueves en Toluca es poco rentable, procurará ponerle su firma al resultado. Ver Chivas vs Toluca

De esta manera, con la mascarada del 1-1, susceptible de ser una emboscada para los dos equipos, comprenden Matías Almeyda y Cristante que el juego de vuelta es a matar y fallecer, lejos, lejísimos, por sus estilos de juego, de aferrarse a la debilidad de un marcador espectro como el de este jueves. Por el hecho de que eso lo han probado en el torneo: a Chivas y a Toluca les place jugar sin tener y sin solicitar piedad. Ver Chivas vs Toluca